Sociedad de la Ignorancia (II)

En la segunda parte del libro “Sociedad de la Ignorancia”, Daniel Innerarity deja a un lado el pesimismo de Antoni Brey y prefiere hablar de un término, en mi opinión, mucho más adecuado. La sociedad del desconocimiento.

Innerarity describe a la sociedad actual como una sociedad cada vez “más consciente de su no-saber y que progresa, más que aumentando sus conocimientos, aprendiendo a gestionar el desconocimiento en sus diversas manifestaciones”. En un mundo donde todo es cada vez más complejo “ha de recurrirse a teorías que manejan modelos de verosimilitud, pero ninguna previsión exacta a largo plazo”. Cuando se trata de sistemas complejos, como el mundo en que vivimos, es cada vez más difícil obtener explicaciones causales o previsiones exactas.

Resulta interesante como Innerarity concluye que “una sociedad del riesgo exige una cultura del riego” mientras que parece que la sociedad vasca opta más por la seguridad y teme el riesgo. No se muy bien si vivimos en una sociedad del riesgo o más bien en una sociedad de la incertidumbre, donde ya “no existen claras relaciones entre causa y efecto, sino borroso y caótico”. Pero está claro que en asuntos en los que al no haber un saber seguro debe desarrollarse estrategias cognitivas para actuar en entornos de incertidumbre.

Esa consciencia del no-saber que menciona Innerarity en la segunda parte del libro no es causa de una falta provisional de información, “sino que con el avance del conocimiento y precisamente en virtud de ese crecimiento, aumenta de manera más que proporcional el no-saber”.

La solución no viene entonces por combatir la ignorancia como por “entenderla, tolerarla e incluso servirnos de ella y considerarla un recurso”. Innerarity aboga por “proceder al descubrimiento del desconocimiento que desconocemos”. Hasta ahora considerábamos que la ciencia únicamente producía saber, pero ahora está claro que también produce incertidumbre, “zonas ciegas” y no-saber. El gran reto al que nos enfrentamos está en tomar las decisiones adecuadas en condiciones de ignorancia. Estas decisiones requerirán “nuevas formas de justificación, legitimación y observación de las consecuencias”. ¿Tendrá esto algo que ver con un post anterior en el que hablaba de las decisiones 2.0, decisiones basadas en la inteligencia colectiva? Está claro que “el saber se pluraliza y descentraliza, haciéndolo más frágil y contestable”. ¿Estará hablando Innerarity de “la sabiduría de las multitudes”?

Quizás esta sociedad del desconocimiento que describe Innerarity no se asemeja en casi nada a la sociedad de la ignorancia que describía Antoni Brey. Cuanto más sabemos, más sabemos que no sabemos. Eso no es ni bueno ni malo, simplemente es. Podría ser que en una sociedad caracterizada por el desconocimiento, la llave maestra esté en la cooperación, en compartir la sabiduría. ¿Qué opináis?

« Previous Post
Next Post »

5 COMMENTS ON THIS POST To “Sociedad de la Ignorancia (II)”

  1. Ivan dice:

    desde mi punto de vista las empresas no quieren moverse en espacios desconocidos,lo cual es una de las mayores contradicciones con las innovaciones ( sobre todo con las radicales).

    es curioso ,que pasa cuando de aparentes teorias del caos nace el orden,ideas y revoluciones en productos y servicios

    a veces hasta creo que es bueno que digan que estas un poco loco

  2. gracias por los resúmenes del libro Aitor. Bueno está claro que en OBEA apostamos por la inteligencia colectiva como vía para superar muchos retos que tenemos como sociedad. Quizás nos falte trabajar más en los límites de este concepto, tú ya escribiste algo sobre ello verdad? Tenemos que revisarlo y profundizar en ello…

  3. Ya te he contestado positivamente a tu insinuación al hilo de mi post sobre Sennett. El libro que comentas aquí me parece terrible.
    http://fluxchange.typepad.com/ramonsanguesa/2009/05/cita-del-domingo-richard-sennett.html

  4. CT dice:

    desde mi punto de vista las empresas no quieren moverse en espacios desconocidos,lo cual es una de las mayores contradicciones con las innovaciones ( sobre todo con las radicales).

    es curioso ,que pasa cuando de aparentes teorias del caos nace el orden,ideas y revoluciones en productos y servicios

    a veces hasta creo que es bueno que digan que estas un poco loco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *