No es oro todo lo que reluce

Una de las mayores consultoras del mundo, Boston Consulting Group, realiza anualmente una informe sobre el estado de la innovación en las organizaciones, realizando para ello encuestas a diferentes organizaciones y personas a nivel mundial.
He estado echando un vistazo a los últimos tres informes, 2006, 2007 y 2008 y en ellos me encuentro algo que se repite en todo ellos. Se trata de la insatisfacción producida por los recursos invertidos en temas de innovación y el pobre retorno de la inversión conseguidos. Según el estudio de 2008, “menos de la mitad de los ejecutivos están satisfechos con el retorno financiero de las inversiones realizadas en materia de innovación.El porcentaje de ejecutivos satisfechos ha decrecido de forma continua durante los últimos tres años, pasando de un 52% en 2006, un 46% en 2007 a un 43% en 2008. Esta tendencia podría haber causado que los ejecutivos se piensen dos veces las prioridades de la organización.

Podríamos decir que existe cierta frustración con esto de la innovación. La innovación es per se una actividad de alto riesgo, a través del cual se puede conseguir grandes beneficios o grandes fracasos. Todo depende de multitud de factores, algunos factores pueden ser controlados pero otros en cambio no. No cabe ninguna duda que la innovación es una fuente de ventaja competitiva a largo plazo y por eso debe ser una prioridad para todas aquellas organizaciones que quieran subsistir en el futuro. Dichas inversiones necesitan se adecuadamente planificadas, analizadas y monitorizadas. En otros posts he comentado como el paradigma de la innovación abierta puede entre otras cosas hacer que los riesgos y los costes de innovación sean compartidos. Además puede también hacer que el retorno de las inversiones en innovación sean positivas y florezcan nuevos mercados y/o productos.

Estos informes concluyen sobre la necesidad de establecer una serie de indicadores eficaces que aporten una información fiable a la organización de como es el retorno monetario y no monetario de las inversiones en innovación. En el estudio se identifican como las métricas más utilizadas, en orden decreciente de uso:

  • Satisfacción del usuario
  • Crecimiento medio de los ingresos
  • Porcentaje de ventas de nuevos productos o servicios
  • Incremento de los márgenes
  • Número de nuevos productos o servicios
  • Rendimiento real vs. planificado
  • Retorno de la inversión en innovación
  • Time-to-market
  • Ratio de éxito de nuevos productos

Este asunto de los indicadores creo que es mejor que le dediquemos uno o mas posts, porque tiene tela! Según como midas el éxito de las inversiones podríamos decidir dejar de invertir en innovación o todo lo contrario.

« Previous Post
Next Post »

ONE COMMENT ON THIS POST To “No es oro todo lo que reluce”

  1. Félix dice:

    Muy buen comentario. Espero con interés los comentarios relativos a los indicadores; ya que, que conozca, el retorno de la inversión parece ser inicialmente el único tenido en cuenta por las empresas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *