Lecciones de un emprendedor

El otro día mi amigo aventurero Iván Marcos me informo sobre la charla que había realizado Zaryn Dentzel, fundador de Tuenti, con motivo de la apertura del curso del Instituto Empresa. Este tipo de charlas son las que me gustan ver y escuchar después de cenar, tumbado cómodamente en el sofá, dejando a un lado todo lo ocurrido durante el día y centrándome en lo que cuenta el ponente.
Zaryn es sin duda un emprendedor perseverante, el cual “quemo” medio millón de dólares en un negocio de red social sobre política que no tuvo éxito en los Estados Unidos. Trás dicha experiencia, se recompuso del batacazo y siguió mirando hacia adelante. Vino a España (otra vez) a montar una empresa que creara una red social llamada Tuenti, la cual ha tenido un éxito. espectacular En dicha charla, que está accesible a través del media campus del Instituto Empresa, Zaryn cuenta su historia personal y la de Tuenti pero además nos ofrece cuatro ideas que el estima imprescindible. Entre ellas destacaré dos, que creo, son las más importantes.

Por un lado está “pensar en años y no en minutos”. En un mundo en el que el tiempo es clave, centrado en el calendario, los eventos…. pensamos en las próximas horas, en los próximos días, en la próxima semana… pero pocas veces pensamos en lo que va a pasar en dos años o en cinco años. Las cosas van a cambiar, eso seguro, pero es necesario tener una visión a medio plazo. Es imprescindible tener una estrategia a medio plazo. Quizás las circunstancias nos hagan movernos fuera de la ruta marcada, pero es importante seguir levantando la cabeza y ver el horizonte. Esto me recuerda al debate generado por Julen Iturbe sobre la necesidad o no de estrategia en las organizaciones. Yo sigo pensando en que es necesario tener bien definidas las estrategias, pero siendo consciente de que habrá que revisarlas cada cierto tiempo y ser flexibles a la hora de definir la estrategia para dar cabida a modificaciones futuras.

El segundo de los puntos es sobre la necesidad de priorizar las tareas. No se puede hacer todo lo que tenemos planificado, por lo que es imprescindible priorizar. Identificar qué es lo más importante y dedicarte 100% a ello sabiendo que otras cosas (con menos prioridad) no se tomarán en consideración. El resto de tareas, las de prioridad baja, son mero ruido. Para el buen desarrollo de las tareas y el aumento de la productividad es importante dejar de tener ruido para centrarte en lo que estas haciendo. Quizás se trate de algo personal, pero a veces se me hace dificil manejar todas las tareas a realizar. En fin, la gestión del tiempo… ese gran aliado de la productividad…

¿Qué ideas son las que os ayudan a vosotros en el día a día? Seguimos conversando!

« Previous Post
Next Post »

4 COMMENTS ON THIS POST To “Lecciones de un emprendedor”

  1. used excavator parts dice:

    sure, why not!

  2. lander dice:

    Para mi es fundamental tener un desarrollo equilibrado de todas mis facetas, no sólo la laboral. De esta forma afronto mi trabajo con más energía, ganas y con mayor asunción de riesgo. Creo que si estuviera exclusivamente volcado al trabajo, me costaría mucho más tomar ciertas decisiones.

  3. ivan dice:

    en mi caso intento marcarme pequeños plazos u objetivos alcanzables a corto plazo,es decir a año vista,llevo haciendo eso desde la Uni,donde el objetivo era asegurar la beca e ir aprobando

    del video y demas me gusta la mentalidad de los yankees de apostar y creer en la gente joven,y también me gusta de los anglosajones su poco sentido del ridiculo y una gran diferencia es la tolerancia al fracaso que tienen .

    aqui a este tio tras fracasar la 1 vez le hubieran cerrado todas las puertas y cortado la cabeza
    abrazi

    Iván

    http://www.ciudadanoenelmundo.com

  4. Fernando dice:

    La gestión del tiempo es la clave de todo, querido Aitor. Estoy totalmente de acuerdo contigo en ese punto. Si te dedicas a muchas cosas pero sin centrarte en nada en concreto no podrás sobrevivir a la competitividad del mundo globalizado. La estrategia marca las prioridades y por eso es tan necesaria su definición de partida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *