La economía global conectada

Tras la lectura del libro “Conectados: 24 horas en la economía global” cada vez lo tengo más claro. El fenómeno de la globalización ha cambiado el mundo. Este libro nos describe la cantidad de cosas que pasan durante las 24 horas del día en diversos lugares del mundo y como todos ellos están de algún modo interconectados.
El tema de las alianzas entre empresas es una constante en el mercado global. Empresas gigantes se alían con pequeñas empresas recién constituidas para trabajar conjuntamente, este es el caso de Ericsson y Napster por ejemplo. En China las alianzas son la única forma de entrar a dicho mercado, por lo que debe definirse muy bien la estrategia de entrada en estos mercados de lo contrario en vez de ser una oportunidad, China puede convertirse en una clara amenaza.

Otro de los casos que se describen en el libro es la estrategia de las compañías multinacionales en empresas en vías de desarrollo. Podemos ver a estas desde dos perspectivas bien diferentes, tanto como generadoras de progreso como generadoras de problemas. Se describe el caso de Intel, y como esta organización está introduciendo en países como Vietnam ordenadores para que la gente pueda usarlos y beneficiarse de los avances del “primer mundo”. Además lo hace a un coste muy bajo, algo que Vietnam puede permitírselo. Pero cabe preguntarse ¿es ese un objetivo prioritario para el país? Quizás si, si suponemos que los ordenadores servirán para mejorar la educación. Pero quizás no sea así si lo vemos como una estrategia para crear una necesidad que no era prioritaria hasta el momento. Por eso creo que las estrategias de las multinacionales son muy claras, crear mercado, crear necesidades, etc. y las administraciones deberían aprovecharse de dichas estrategias para mejorar la infraestructura del país sin venderse a las multinacionales.

Cuando hablamos de globalización a todos nos viene a la cabeza la circulación de productos entre países, pero la verdad es que lo mas llamativo de la globalización es el volumen de dinero e inversiones que se mueven libremente por el mundo. La verdad es que es increíble la visión que nos da Daniel Altman, el autor del libro, sobre los mercados. En palabras del autor “Puede que el dinero mueva el mundo, pero el crédito lo mueve más rápido.” Y ¿las divisas? Las divisas son algo más que simples medios de pago en diferentes países. Son activos e inversiones en si mismas. Los países tratan de “jugar” con las divisas para mantener el crecimiento económico de un país. Y ¿el petróleo? El petróleo es un producto clave para la economía mundial. Es un mercado que supone el 3,5% de la renta mundial. Un mercado en el que la oferta es igual a la demanda, o quizás hay más demanda que oferta. Por esos se constituyen asociaciones, como la OPEP para definir la oferta de petróleo. Solamente esta asociación controla el 40% de la producción mundial del petróleo. Así que tienen la mano en el grifo del petróleo y la abren o cierran cuando desean creando una subida o bajada del precio del petróleo… con lo que ello supone para la economía global.

Otro de los aspectos que nos describe en este libro es el aspecto más cruel de la globalización, la pobreza y la corrupción. Daniel Altman describe la situación de muchos países de Africa. Países con ingentes recursos naturales, con ayudas del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional, ayudas de ONGs, etc. siguen sumidas en el pozo de la pobreza, no por su mala gestión o por circunstancias del mercado global, sino por la corrupción, la espiral de la corrupción. Interesante la lectura de esta parte del libro.

La inmigración, otra de las consecuencias de la globalización. El movimiento no solo del capital y los productos, sino el movimiento de las personas. “¿Es un lujo o una necesidad?” Esta es la pregunta que nos hace el autor en la parte final del libro.

Por último, el autor hace una reflexión sobre si es bueno para la economía que las ideas tengan dueño. En un breve pero intenso capítulo, el autor señala que en el mercado de las ideas se están llevando a cabo dos batallas: una, entorno al uso de las ideas ajenas y en la violación de las leyes que protegen a sus usuarios. Y la segunda, se dirime la cuestión de si estas leyes deberían siquiera existir.

« Previous Post
Next Post »

4 COMMENTS ON THIS POST To “La economía global conectada”

  1. Ivan dice:

    hola Aitor
    ayer he terminado un libro de esos para entender algunas cosas
    “irak afganistan,e irán,40 respuestas a un conflicto

    te dejo un link

    http://encuentrosconlasletras.blogspot.com/2007/05/irak-afganistn-e-irn.html

    te recomiendo 2 escritores y sus visiones sobre la globalización,y como afecta al tema social,geopolitico

    eduardo galeano

    su libro referente y obra maestra

    “las venas abiertas de amérca latina”

    de robert d kaplan casi todos

    http://www.casadellibro.es/fichas/fichaautores/0,,KAPLAN32ROBERT2D1,00.html?autor=KAPLAN32ROBERT2D1

    abrazo,nos vemos mañana en master
    Iván

  2. agandamin dice:

    yo si que me vo a abrir las venas.
    Frikis !! con “i”
    que sois todavía mas frikis !!

  3. Igortxu dice:

    Aupa Aitor! Muy bueno el análisis, yo todavía no me he leído el libro pero he tenido tiempo para echarle una ojeada. Por cierto, no se si te habrás fijado en la concepción de Bilbao y Euskal Herria que tiene el autor. Alguien debería decirle que puedes leer un periódico en castellano tranquilamente en cualquier parte de EH, de hecho, son los más leídos desgraciadamente… Alucinante la parte en la que describe su estancia en Bilbao, qué sarta de comentarios ignorantes, no se quién sería su anfitrión… Autores como este o Keith Johnson (el que publicó aquel polémico artículo sobre el Euskera) deberían informarse un poco más antes de escribir sobre una realidad que no conocen. Supongo y espero que tenga un mayor conocimiento sobre economía y mercados interconectados.

  4. Aitor Bediaga dice:

    @Igortxu: Si yo también me quede alucinado con lo que contaba sobre el país vasco. Realmente sus anfitriones tuvieron que ser muy muy malos o quizás no sabían demasiado inglés y hubo un malentendido. Pero mira hasta donde ha llegado ese malentendido. Los anfitriones no se que esperaban al soltarle tal cantidad de mentiras… pero en fin. Espero que el resto de las cosas tenga más rigor que esta descripción sobre Euskadi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *