Jóvenes más sociales en las organizaciones

No hace mucho, la socialización entre los estudiantes de universidad (y en fases anteriores también, por supuesto) se realizaba fundamentalmente en la hora del descanso cuando la gente nos juntábamos en los pasillos o en la cafetería. Ese era el único lugar que utilizábamos para intercambiar los chascarrillos típicos en la universidad. Pero ¿qué ocurre actualmente? Los estudiantes actuales, además de los pasillos y la cafetería utilizan fundamentalmente las redes sociales para estar al tanto de toda esa información. Utilizan las redes sociales, básicamente TuentiFacebook, para intercambiar fotos realizadas en los descansos, fotos del fin de semana, fotos de vacaciones, etc. En mi época (¡no hace ni 5 años!) esta información existía, pero estaba totalmente distribuida y oculta para el resto de personas.

Hoy en día, tanto las relaciones interpersonales como el flujo de información o fotografías son visibles. Las personas se vuelven, casi sin quererlo, en personas trasparentes al resto del grupo. Se ejerce por tanto una cierta presión social sobre lo que se dice o se muestra de cada uno. Pero por otro lado, los alumnos al compartir esa información, al transparentarse, supongo que crearán un lazo de unión más fuerte que el que podía tener yo con mis compañeros de universidad. Es verdad que siempre tenías un grupo de amiguetes con el que no te hacía apenas falta las redes sociales actuales para conocer donde estaban, para ver las fotos o para conocer sus chascarrillos, sino que las redes sociales te permiten llegar a muchas más gente de una forma más sencilla.

Hoy en día es difícil ver a alguien en el aula de ordenadores de la universidad y que no tenga abierto Tuenti, Facebook o Twitter. Es como si formará parte de su persona, el yo físico y el yo digital, una identidad reflejada en dos espejos, las cuales deben ser cuidadas por igual. Y eso, como todo en esta vida, requiere tiempo.

A raíz de estos hechos se me ocurrió que sería una buena idea colaborar a esa identidad digital de los alumnos desde la universidad. ¿Cómo? Imaginaros que un alumno al ingresar en la universidad se le otorga una dirección de correo electrónico que puede y debe ser redirigido a otra cuenta de correo electrónico gratuito. Además de la cuenta de correo, se le proporcionaría un blog donde el alumno pueda ir escribiendo sobre su andadura en la universidad. En este blog también podrían ser desarrolladas algunas de las actividades de las diferentes asignaturas que cursará el alumno durante su carrera. Si estas actividades son debidamente etiquetadas no debería suponer ningún esfuerzo extra para el profesor, más que manejar medianamente algunas herramientas de la web social. Además, esta infraestructura podría ser complementada con otro tipo de infraestructuras como Moodle y alguna plataforma de wikis. ¿No creéis que sería todo mucho más colaborativo, transparente y rico? Ya hay algunas experiencias muy enriquecedoras al respecto, pero todavía somos minoría. En fin… tiempo al tiempo

Y… una última reflexión. ¿Qué pasará con estos alumnos acostumbrados a utilizar estas herramientas (blogs, wikis, redes sociales, etc.) cuando lleguen al “mundo laboral”? Un mundo en el que estas herramientas apenas son utilizadas. ¿Cómo integrarán estos jóvenes en ese ambiente? ¿Están las organizaciones preparadas para ello?

Quizás solo sea una idea estúpida, pero me gusta compartir estas ideas para poder enriquecerlas con vuestra opinión.

« Previous Post
Next Post »

8 COMMENTS ON THIS POST To “Jóvenes más sociales en las organizaciones”

  1. Ivan dice:

    Gran post MrAitor
    adaptarse al cambio y al entorno deberia ser vital para la sorganizaciones,el como llevar a esas personas nativas digitales con gente de la vieja escuela( inmigrantes digitales) es un buen r eto para casi todas las empresas.

    en mi caso,mantengo( o intento que asi sea) la misma identidad personal -profesional que digital;creo que esat ransparencia da confianza a las personas y ayuda en definitiva a conocerse a uno mismo,tanto en el plano personal como profesional
    abrazo desde Katmandu
    Ivan

  2. A mi me preocupa bastante el hecho de que nadie se plantee que los chic@s más jóvenes necesitan que alguien les guíe en la construcción de esa identidad digital, sino vamos a tener muchos disgustos…supongo que en el mundo físico son los padres los que te dicen; mira a los dos lados para cruzar la calle, no hables con extraños, no cojas nada del suelo (no se cosas de esas)…pero en el mundo digital si ni los padres ni los profes de los niñ@s saben de qué va este “rollo”, aprenderán a golpes nuestros pequeños?

  3. abediaga dice:

    @Iván: Cierto. Las organizaciones deberán adaptarse, aunque supongo que los jóvenes también. No me gusta hablar de nativo e inmigrantes. Prefiero hablar de gente capacitada y no capacitada.

    @David: Joder! Pues si que es verdad. Si en el mundo físico tienen a sus padres y educadores, ¿no sería lógico que esas mismas personas también estuvieran en el mundo digital, ayudándolos a forjar su identidad digital? Interesante lo que planteas… Que deberíamos hacer en la universidad? cursos sobre identidad digital? para alumnos y padras/madres? No se…

  4. Ion dice:

    Hola Aitor,

    En mi caso personal, un día decidí ser transparente. Publicar mis conclusiones personales en algún lugar y que el resto de personas que me conocen puedan verlo si quieren. Esto me ayuda a conocerme a mí mismo como bien comenta Ivan, pero también a que otros tengan la oportunidad de conocerme algo mejor.

    Esta cultura se está extendiendo poco a poco, y en un futuro yo si veo esto que planteas.

    En cuanto a la identidad digital, muchos se están empezando a dar cuenta del valor que esta tiene. Sería interesante poder mostrar qué importancia cobra hoy y podría cobrar en un futuro.

  5. abediaga dice:

    @Ion. Si. Yo también un día decidí compartir aquí algunos de mis pensamientos y reflexiones y puedo decir, que de momento ha sido una decisión que me ha traído cosas positivas.

    Pero para que se extienda hacen falta pequeños esfuerzos para orientar en este mundo digital… cosa que no se si estamos haciendo del todo bien (padres, profesores).

  6. Mikel dice:

    Aupa Aitor, el tema de la “identidad digital” sera una pata mas si en la uni se transmite la cultura de equipo, de emprendizaje, de aprender a aprender, con esas habilidades sembradas el resto viene casi solo, ssi unas personas estan acostumbradas a trabajar en equipo no tardaran en montaru na wiki para trabajar o intercambiar docs o un blog para comuncarse e identificarse.

    De todos modos detras de eso tiene que haber una persona que para empezar haya aprendido a comunicarse, expresarse etc, bueno habria que empezar porque la gente sepa expresarse en una reunion o en una sesion de trabajo y luego lo demas. Un profesor que tuve comentaba que dedicaria una año de bachillerato a leer y escribir, eso era hace 15 años supongo que ahora seria leer, escribir y blogear.

    Muy interesante el concepto de inmigrante digital que comenta Ivan.

    De todos modos y a nivel laboral creo que funcionan otros medios como los boletines de conocimiento o en mi caso de LKS Ing. el Berriak que difunde “noticias” pero no son retroalimentables, no pueden ser alimentados desde la inteligencia colectiva. De todos modos siempre corremos el peligro de la infoxicacion….

  7. Mikel dice:

    xxx o xxx

  8. Iakes dice:

    Estoy de acuerdo con todos los comentarios. Sobre todo en que la transparencia nos hace conocernos más a nosotros mismos.
    Pero el mayor valor de esta transparencia y compartir es la retroalimentación que esto produce. Es por esto que estas nuevas generaciones van a tener la facilidad de comentar sus problemas con cualquier persona del mundo. Igual que Aitor, que en estos momentos ya está recibiendo diferentes opiniones de un tema que le interesa.
    Con un buen uso de las redes, blogs o lo que venga, las empresas están obligadas a aprovecharse de esta retroalimentación. Seguro que será positivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *