Innovación social

Últimamente se habla mucho de innovación social, sobre todo desde que Innobasque tiene una línea de actuación (y un blog) al respecto. Además se ha generado una actividad bastante considerable en torno a diversos blogs sobre la definición de un marco teórico (Administraciones en red por ejemplo) o sobre acciones concretas (Artesanía en red por ejemplo).
El manual de Oslo (en castellano) constituye a día de hoy una referencia cuando hablamos de innovación. Dicho manual distingue cuatro tipos de innovación: de productos o servicios, de procesos, organizativa y de marketing. Según se explicita en el manual de Oslo, “las directrices de este manual se han diseñado esencialmente para tratar solamente las innovaciones en el sector empresarial”. Por tanto, la concepción Oslo de la innovación se refiere fundamentalmente a valores económicos y empresariales por lo que no incluye la innovación social.

Y… si hay una innovación empresarial orientada a generar valor (beneficios) para los negocios ¿por qué no va a haber también una innovación social que genere valor para la sociedad (beneficio social)?

Por lo tanto, los diversos tipos de innovación pueden distinguirse en función de los diversos valores que tienden a satisfacer:

  • Las innovaciones empresariales incrementan la productividad o la competitividad. Estas innovaciones generan riqueza económica, en principio para la empresa innovadora, pero en algunos casos también para un país.
  • Las innovaciones sociales incrementan la riqueza social (cultural, artística, educativa, etc.) de la ciudadanía y en su caso del país, si dichas mejoras afectan a amplias capas de la población.
La innovación social se refiere a valores sociales y nuevas ideas que resuelvan retos en áreas como por ejemplo, el bienestar, la calidad de vida, la inclusión social, la solidaridad, la participación ciudadana, la calidad medioambiental, la atención sociosanitaria, la eficiencia de los servicios públicos o educación en beneficio de las personas y el planeta.

Las innovaciones sociales provienen de individuos, grupos u organizaciones y pueden tener lugar en sector lucrativo, en el no lucrativo o en el sector público. Cada vez más las innovaciones sociales se están produciendo en los espacios entre estos tres sectores por la interacción entre diferentes enfoques. ¿Será esto la hibridación que tanto suelen comentar la gente de Infonomía?

La innovación social según Dioni Nespral, “no debe ser una nueva forma de acción social, sino que debe construir una sociedad innovadora gracias a la participación de las personas”. Por tanto no se debería derivar a “hacer más cosas sociales de forma innovadora, sino debería derivar a convertirse en una sociedad innovadora a través de la participación de la sociedad y para la sociedad”.

Como se puede apreciar, existen diferentes matices en la definición de innovación social pero está suficientemente claro que una innovación social es relevante en la medida en que se oriente a valores sociales, no solo a la productividad, la competitividad empresarial, los costes de producción o las tasa de mercado.

Hablemos ahora de como medir el éxito de las innovaciones sociales. Para este tipo de innovaciones lo decisivo es la utilización efectiva y continuada o, en términos más generales, la apropiación social, que siempre se manifiesta en el uso. Así que, dichas innovaciones deben medir el grado de satisfacción de dichos valores sociales (culturales, artísticos, etc.) El éxito de un proceso de innovación social ha de ser medido en función del grado de aceptación social. Esto, según el investigador profesor del CSIC Javier Echevarria, puede hacerse mediante:

  • Encuestas de percepción, actitudes y valoración.
  • Estudios de apropiación social de dichas innovaciones que midan la integración efectiva en la vida cotidiana.
  • Mediante métodos cualitativos (cuestionarios y entrevistas, etc.)
  • Mediante estudios comparativos del grado de apropiación de las innovaciones sociales a lo largo del tiempo.

Seguimos hablando sobre innovación, empresarial y social. ¿Qué os sugiere a vosotros la innovación social?

« Previous Post
Next Post »

4 COMMENTS ON THIS POST To “Innovación social”

  1. Manuederra dice:

    Aún no lo tengo claro; no me decanto aún por disociar innovación empresarial e innovación social. Creo que hay una relación estrecha entre ambos aspectos y no sé si forman parte de lo mismo. Al menos, prefiero verlos juntos: el sistema productivo forma parte del sistema social, el sistema social es reflejo del sistema productivo y al revés,….Innovar en la empresa es innovar también en nuevas formas de relación social; innovar socialmente es introducir nuevos conceptos en la forma de entender las organizaciones.

  2. Urko dice:

    Bien, pese a que no soy un gurú del tema, ni mucho menos, concibo la innovación social como aquella innovación que, tenga el origen que tenga, aporte externalidades o spillover positivas en el entorno social, no solo a nivel corporativo o empresarial.

    Así, siguiendo lo que yo entiendo por innovación social, no siempre el innovar en la empresa conlleva innovar en el aspecto social. Un ejemplo de ello es Silicon Valley. Uno de los paradigmas de la innovación no ha logrado que la sociedad en esa región se vea beneficiada en forma de mejores niveles de alfabetización (y eso estando cerca de una de las cunas del conocimiento), ni de una menor exclusión social o menores niveles de criminalidad. Es ahora cuando comienzan a surgir movimientos al respecto en Silicon Valley, 37 años después de que el periodista Don Hoefler bautizara a la región con este nombre (y ya llevaba años funcionando). Silicon Valley es un ejemplo, como pueden ser otros.

    En suma, aportación de valor en pos de una mejor calidad de vida y sociedad en todos los sentidos, no solo en lo material, sino también en lo intangible.

  3. Aitor Bediaga dice:

    Gracias a ambos por aportar ideas a este debate. La verdad es que estoy de acuerdo contigo, Manuederra, cuando dices que “innovar en la empresa es innovar también en nuevas formas de relación social”. Lo que yo no tengo claro es si todas las innovaciones realizadas en el marco de la organización aportan un valor positivo a la sociedad. Esto es lo que más o menos vienes a decir tu, Urko, ¿no?

    La verdad es que este tema de la innovación social es muy interesante si queremos hincarle bien el diente a esto de la innovación.

    Seguiremos tratando estos temas, sobretodo cuando Urko escriba en su blog!!

    Gracias de nuevo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *