Fuentes de innovación

En el marco de un proceso de innovación, una de las claves es la identificación de las fuentes de innovación. ¿Las ideas solo florecen en el seno de la organización? Parece lógico pensar que existen múltiples fuentes de innovación dependiendo del sector en el que se esté. A este respecto los estudios de Eric Von Hippel nos demuestran con datos empíricos como existen multitud de fuentes de innovación y los beneficios que estos aportan al proceso de innovación. En concreto, en su libro, “Usuarios y suministradores como fuentes de innovación” del original “The sources of innovation” nos da las claves para identificar las fuentes y describir sus características con el objetivo de obtener mayor éxito en la innovación.

Las organizaciones tradicionales, cerradas, se organizan alrededor de la suposición convencional de que los nuevos productos se desarrollan en la organización que los va a producir para su posterior venta comercial. La siguiente imagen describe el esquema clásico de desarrollo de un producto en una organización cerrada.

Más allá de esta visión clásica y simplificada del proceso de innovación, la realidad actual es distinta. Las fuentes de innovación pueden estar al otro lado de los muros de la organización, pueden ser los propios clientes/usuarios quienes sean la fuente de innovación, o los fabricantes, o los proveedores o más aún, las distribuidoras y asociaciones (asociaciones de fabricantes, etc.) diversas.

Las organizaciones más abiertas tendrán más facilidad para identificar estas fuentes de innovación que organizaciones más cerradas. De esta forma las organizaciones abiertas podrán aprovecharse de los beneficios que aporten agentes externos a la organización y que sean parte activa en el proceso de innovación. Estas organizaciones tienen asumido ya que el proceso de innovación puede ser distribuido y por lo tanto requieren de nuevas herramientas de gestión para poder gestionar este tipo de procesos.

Según Eric von Hippel, en este tipo de procesos de innovación donde toman parte diversos agentes externos a la organización es importante gestionar adecuadamente la propiedad intelectual. Ya lo decía hace bastante tiempo Schumpeter, “aquellos que tienen éxito al innovar son recompensados con un control monopolístico temporal sobre lo que han creado”. Aunque la verdad es que según un estudio realizado a 650 ejecutivos de I+D, “las patentes son relativamente ineficaces a la hora de adquirir y proteger las ventajas competitivas”. Ahora bien, mi opinión al igual que la de José Luis Sagarduy de Clarke&Modet, es que las patentes no es ni la única ni la mejor herramienta existente para proteger una innovación. El tema de la propiedad intelectual es un asunto muy delicado en que hay que andar con pies de plomo, pero que sin duda alguna puede aportar grandes beneficios a las organizaciones.

Estar cerca del usuario o cliente es esencial para el éxito en la innovación

Una de las fuentes de innovación más interesantes es la de los clientes o usuarios. En el ciclo de vida de un producto existen diferentes tipos de clientes. La siguiente imagen identifica los diferentes tipos de cliente con respecto al ciclo de vida del producto.

Siendo realistas es difícil imaginarse que un usuario rezagado que comience a utilizar el producto cuando este está ya muy maduro pueda identificar y/o aportar una innovación. La mayoría de las innovaciones por parte de los usuarios vendrán de los primeros usuarios, los “lead users”. Los lead users según Eric von Hippel tienen las siguientes característica:

  • Se enfrentan a necesidades que terminarán por ser corrientes en el mercado, pero las detectan meses o años antes de que el grueso del mercado las encuentre.” Resumiendo, sus necesidades actuales serán universales después.
  • Están en posición de sacar un beneficio significativo de la solución a dichas necesidades.
En los momentos en que vivimos y con el gran auge de la web 2.0, no debemos de olvidarnos del factor del cowdsourcing, la inteligencia de las masas. Todos esos usuarios que utilizan nuestro producto o servicio pueden ser una fuente inagotable de información y de innovación. Para ello es necesario generar conversaciones sinceras con dichos usuarios y escucharles atentamente. Un caso práctico de esto lo podemos encontrar con Lego Mindstorms. Mi co-director de proyecto, David Sanchez, está analizando a detalle como dicha comunidad de usuarios pueden aportar grandes innovaciones a la organización.

En este sentido, Eric von Hippel propone la instalación de un laboratorio de previsión de necesidades haciendo uso de los lead users y estudiando su comportamiento al utilizar los productos o servicios. En muchas organizaciones ya se hace algo similar de manera informal, la clave está en que si se quiere un proceso de innovación eficiente hay que ser muy metódico.

« Previous Post
Next Post »

7 COMMENTS ON THIS POST To “Fuentes de innovación”

  1. Julen dice:

    Y todavía hay más porque creo que podemos ampliar el modelo de Von Hippel… tiempo al tiempo.

  2. Aitor Bediaga dice:

    ¿Hay más? Perfecto! Entonces creo que debemos indagar más en esto de las fuentes de innovación antes de profundizar en cada uno de ellos. O quizás podemos hacerlo a la vez… Ya lo estructuraremos todo adecuadamente al “final” (por llamarlo de alguna manera) 😉

  3. Margarita dice:

    Definitivamente hay muchas fuentes de innovacion.
    http://innovacion7x24.com/blog

  4. Sofia dice:

    Debemos ser cuidadoso en el metodo de innovacion que escogemos.

    http://innovacion7x24.com/blog

  5. carmen dice:

    mui buen artikulo

  6. meyda dice:

    primero es el imvento para favorecer las nesecidades del ser humano enseguida se conyeva la inovacion para mejorar el producto y la realizacion de las actividades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *