El manifiesto de la generación M

Estimados señores que controláis el mundo,

Mi generación quiere romper con ustedes.

Cada día veo una mayor diferencia en la forma en la que ustedes y nosotros entendemos el mundo y lo que queremos de él. Creo que tenemos diferencias irreconciliables.

  1. Ustedes quieren grandes y lentas organizaciones. Nosotros preferimos organizaciones pequeñas y responsables con un mercado de nichos.
  2. Ustedes han pervertido la política. Nosotros queremos una autentica y profunda democracia en todo el mundo.
  3. Ustedes desean una economía agresiva. Nosotros deseamos una economía que tenga sentido para las personas, no solo para los bancos.
  4. Ustedes están obsesionados con el valor de las acciones creado por el típico CEO tipo duro. Nosotros deseamos el valor real creado por la gente con carácter, dignidad y coraje.
  5. Ustedes desean una mano invisible, que se ha convirtido en una mano digital. Hoy en día los mercados son aquellos donde la mayoría de las tareas se hacen literalmente de forma automática. Es necesario un apretón de ambas manos: para confiar y ser confiables.
  6. Ustedes desean un crecimiento rápido. Nosotros queremos frenar, de modo que podamos ser mejores.
  7. Ustedes no se han preocupado de las personas que de alguna forma han zozobrado o se han hundido. Nosotros queremos generar una marea que reflote todas esas personas.
  8. Ustedes desean vidas extraordinarias con grandes mansiones, lujosos coches, etc. Nosotros queremos humanizar la vida.
  9. Ustedes prefieren zonas residenciales donde no exista relación alguna entre los vecinos. Nosotros queremos una sociedad basada en un auténtica comunidad.
  10. Ustedes desean más dinero, crédito e influencia. Nosotros queremos ser grandes haciendo cosas que verdaderamente importen.
  11. Ustedes viven el materialismo, vendiendo cosas que supuestamente nos hacen vivir mejor. Nosotros no estamos en venta. Estamos aprendiendo a hacer una vez más lo que realmente tiene sentido.

Está produciéndose un gran cambio en el ámbito social, político y económico. Los dos puntos anteriores son buena muestra de ellos. Odio las etiquetas, pero voy a utilizar una que describa esta nueva situación: Generación M

¿Qué características describen la Generación M? La primera es, el movimiento. Quizás tiene algo que ver con la edad, pero sobre todo hace referencia a un número cada vez mayor de personas que están actuando de forma diferente. Están haciendo cosas que realmente tienen sentido. A esto se refieren los puntos segundo, tercero y cuarto del presente manifiesto.

La generación M tiene que ver con la pasión, la responsabilidad, la autenticidad y una actitud desafiante con respecto a las formas de hacer tradicionales. Allá donde miro, veo una explosión de la generación M en las organizaciones, ONGs, comunidades de código abierto, iniciativas locales, gobiernos, etc. ¿Quiénes forman la generación M? Personas como Obama, Larry y Sergey, la gente de Threadless, Etsy, Flickr, Ev, Biz y Twitter. La gente de Kiva, Talking Points Memo y FindTheFarmer. Shigeru Miyamoto, Steve Jobs, Muhammad Yunus y Jeff Sachs son como los abuelos de la generación M.

La generación M no está compuesta únicamente de gente impresionante, aunque es fundamentalmente necesaria. Si cree que la generación M suena demasiado idealista, pienselo de nuevo. La grave crisis actual no va a desaparecer con simples cambios. Se trata de una crisis estructural que cada día es aún mayor. Ustedes han errado con sus análisis sobre la crisis actual. Se trata, como lo he repetido en diversas ocasiones, de un cambio profundo en la forma en la que nuestra economía esta organizada. Pero son vuestras organizaciones y no las nuestras. Vosotros las habéis creado y están viniendo abajo. Esto es a lo que me refiero.

… por ejemplo, la industria del automóvil ha reducido su producción hasta el momento que los inventarios han comenzado a disminuir – a pesar de la escasa demanda histórica de los vehículos de motor. A medida que la economía se estabilice, simplemente frenando el ritmo de este inventario impulsará el producto interno bruto, o PIB, que no es más que la producción total de bienes y servicios de un país.

¿Eliminando el stock de utilitarios fabricados con tecnología de hace 30 años se va a elevar el PIB de un estado? ¿Y que? No podría haber un ejemplo más claro de por qué el PIB es un concepto totalmente viciado, algo obsoleto. No necesitamos más “land yachts” que obstruyan nuestras carreteras, necesitamos una industria automovilística de siglo XXI.

Antes estaba en cierta manera bromeando a cerca de distinción entre “ustedes” y “nosotros”. Esto es lo que yo creo. Cada generación tiene un reto, y el nuestro creo que es: Pagar la factura generada por el libertinaje del pasado y crear, en cambio, un auténtico futuro sostenible y compartido.

Cualquier persona, jóvenes o viejos, puede formar parte de esta generación. Una generación en la que es más importante lo que haces y quien eres más que cuando naciste. Por lo tanto, la cuestión es, ¿pertenece usted al sigo XX o al XXI?

Traducción (sujeta a mejoras) del artículo: The Generation M Manifesto

« Previous Post
Next Post »

14 COMMENTS ON THIS POST To “El manifiesto de la generación M”

  1. Pingback: meneame.net
  2. Manuel dice:

    ¡¡¡que tiempos!!! … mayo del 68..cuando Botín y yo lanzabamos pasquines en Paris.
    ¿que habra sido de Botín?

  3. Ya te vale dice:

    Ya puedes despertar. El mundo ni es ni será así

  4. Ivan dice:

    cojonudo 🙂
    ESPERO que muchos del cLub de las corbatas dejen paso a genteJOVEN con vaqueros .que tb queremos hacer cosas

    PODEMOS 🙂

  5. abediaga dice:

    @Iván No creo que sea cuestión de edad o de vestimenta. Creo que es más de mentalidad. Aparecen en el manifiesto nombres de gente del club de los corbatas, pero que tienen otra “visión”.

    Cuídate.

  6. Jorge G del Arco dice:

    Coincido plenamente con el Manifiesto.
    No obstante no considero que es capitalizable o excluyente de una generación. Mi humilde experiencia me ha demostrado que más que elementos externos como corbatas y/o edades reflejadas en DNI, lo que define como somos son nuestras actuaciones que a su vez nacen de nuestras actitudes vitales. O acaso ser creativo tiene caducidad a partir de los 30?

  7. abediaga dice:

    Totalmente de acuerdo Jorge. La creatividad no tiene fecha de caducidad!

  8. FB dice:

    Para “Ya te vale”: tal vez el mundo nunca sea así, pero podemos caminar para aproximarnos. La utopía sirve para caminar.

  9. Amén Aitor,
    Un pero… este cambio debe irse produciendo y sobre todo “comunicándolo”… porque el “sistema” hará lo que esté en sus manos (y en sus bolsillos) para mantener el status quo y seguir como hasta ahora…
    Pero no van a poder, ¿a qué no?

  10. Silsh dice:

    Qué espanto es ese escrito!!! Me recuerda a The Wall y la fabrica de personas. Todas respondiendo a nuevo modelo M que “otros” parecen querer convertir a nuestros jóvenes. Sería mucho más creativo que cada quien pensara con sus propias creencias, emociones, sensibilidades… y no que alguien les dictara un decácologo para hacerlos marchar todos igualitos por un “mundo mejor” (para pagar las deudas de sus mayores, claro…) Espero que la juventud esté alerta a estos decálogos que les entán poniendo en las narices y no se dejen llevar por intereses de “otras generaciones”.
    Hagan un futuro mejor y con LIBERTAD!!

  11. Anna dice:

    Estoy de acuerdo con vuestro manifiesto. Es una crisis estructural pero no cambiaremos nada si nosotros y nosotras no cambiamos y el liderazgo de la mujer es necesario para organizar una sociedad donde haya un equilibrio entre la vida personal y profesional. una sociedad donde sea possible que las mujeres puedan ser madres y realizarse profesionalmente y donde los hombres asuman su responsabilidad en la paternidad y el cuidado de los dependientes.

  12. abediaga dice:

    Totalmente de acuerdo Anna. Me resulta interesante resaltar la parte final, “donde los hombres asuman su responsabilidad en la paternidad y el cuidado de los dependientes”. Está última frase puede ser uno de los puntos sobre los que debemos incidir si queremos lograr un equilibrio entre la vida personal y profesional de la sociedad en su totalidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *